U.S. Markets open in 1 hr 13 mins

Cómo Nike resiste por sorpresa a la guerra comercial de Trump contra China

Para una empresa que ha confiado mucho en China para fabricar sus zapatillas y ropa deportiva prácticamente desde el primer día, Nike (NKE) se muestra segura de que la desagradable guerra comercial con el país asiático no mermará sus ganancias en el próximo año.

Expertos con los que habló Yahoo Finance para calificar el reciente aumento en la innovación de Nike en sus diversas líneas de producción –lo que le ha permitido aumentar los precios en todo el mundo para compensar el aumento de los costos de abastecimiento– como la principal razón de su éxito en medio de la guerra comercial. Una visita rápida al sitio web o a la app de Nike refuerza este mensaje: el estilo del calzado, la ropa y los accesorios transmite una sensación de tecnología punta y moda que Nike había perdido desde hacía dos años.

Nike ya no es más el segundón de Adidas. Lo siento, Kanye.

Otros señalan que el considerable tamaño de Nike le otorga una posición de liderazgo a la hora de negociar costos muy ajustados con los proveedores, incluso si esos costos aumentan para los proveedores debido a los aranceles. Los favorables a la causa financiera de Nike también señalan el éxito creciente con la venta de productos en su app a precios sin descuento en lugar de venderlos siempre en los estantes de grandes almacenes y tiendas outlet.

Las últimas ganancias de Nike “sencillamente fueron increíbles para una marca en este ambiente”, dijo en The First Trade de Yahoo Finance Stacey Widlitz, directora de SW Retail Advisors y veterana analista del sector minorista. “El producto en los últimos 18 meses tuvo un total de 180. Nos encontrábamos en un entorno en el que Adidas dominaba todo, especialmente en Europa, y ahora Nike vuelve a ocupar el asiento del conductor”.

En el asiento del conductor, en efecto.

Nike ‘es una marca de China para China’

Las ventas del primer trimestre fiscal de Nike crecieron en todas las categorías de sus productos y en todas las regiones geográficas. Sorprendentemente, las ganancias por ventas aceleraron su ritmo en la Gran China, donde las ventas crecieron un 27% respecto al año anterior. Mientras los iPhones de Apple son eclipsados por las ofertas de Huawei en un espectáculo nacionalista en medio de la batalla comercial, Nike está siendo bien recibio.

El alero de los San Antonio Spurs DeMar DeRozan (10) calza las zapatillas Nike Kobe Bryant que rinden homenaje al rapero asesinado Nipsey Hussle durante el segundo tiempo del partido de la NBA jugado el miércoles 3 de abril de 2019 en Denver. Los Nuggets ganaron 113-85 (AP Photo/David Zalubowski).

“Históricamente, nos hemos abierto camino en medio de impuestos excesivos y tenemos confianza en que seguiremos haciéndolo con la dinámica actual. Concretamente en China, seguimos ampliando el liderazgo de NIKE. En nuestras ciudades clave, Pekín y Shanghái, prestamos servicio a una generación de consumidores digitales primerizos y apoyamos su amor por el deporte ayudándoles con programas de base. Como dijimos antes, NIKE es una marca de China para China y los resultados siguen probándolo”, destacó el presidente y director ejecutivo de Nike, Mark Parker, durante una videoconferencia con analistas.

Lo que es un poco más impactante es que los márgenes de ganancias brutas de Nike en el trimestre aumentaron 150 puntos básicos respecto al año anterior a pesar de los aranceles de Estados Unidos a China y el aumento de los costos en lugares con Vietnam e Indonesia a medida que otros sectores desplacen sus cadenas de suministro a estos tradicionales paraísos de la producción minorista.

Las ventas digitales aumentaron un 42%. Nike también reiteró su orientación fiscal de crecimiento de ventas para el año fiscal 2020.

“El ciclo del calzado deportivo y el poder de la marca son sólidos”, dijo el analista del sector minorista de Jefferies, Randal Konik. “El negocio de Nike se está fortaleciendo en Norteamérica y esperamos que la compañía siga recuperando la porción de mercado que ha perdido respecto a Adidas.”

Las acciones de Nike están operando en este momento a sus niveles máximos históricos. Y se lo merecen.

Brian Sozzi