U.S. Markets closed

Patriots mantienen invicto, con triunfo 16-10 ante Bills

El safety Devin McCourty (32) de los Patriots de Nueva Inglaterra intercepta un pase que estaba dirigido para el wide receiver de los Bills de Buffalo John Brown (15) en la primera mitad del juego de la NFL, el domingo 29 de septiembre de 2019, en Orchard Park, Nueva York. (AP Foto/Ron Schwane)

ORCHARD PARK, Nueva York, EE.UU. (AP) — El linebacker de los Patriots Jaime Collins obligó a una cuarta entrega de Buffalo, al interceptar el pase del sustituto Matt Barkley con 1:27 minutos restantes, y de esa forma selló el domingo la victoria de Nueva Inglaterra por 16-10 sobre los Bills.

J.C. Jackson logró dos intercepciones y bloqueó una patada de despeje, que fue regresada 11 yardas por Matthew Slater para un touchdown. Brandon Bolden anotó en una carrera de cuatro yardas.

La jornada deparó un duelo defensivo entre rivales de la División Este de la Conferencia Americana que empezaron el día invictos.

Nueva Inglaterra se colocó por primera vez desde 2015 con una foja de 4-0, y por quinta ocasión durante las 20 temporadas de Bill Belichick como entrenador.

Los Bills (3-1) no sólo desperdiciaron la oportunidad de iniciar una temporada con cuatro victorias seguidas por primera vez desde 2008, sino que ahora enfrentan una incertidumbre en la posición de quarterback.

Barkley asumió el puesto luego que el titular Josh Allen sufrió una lesión en la cabeza tras ser derribado en un choque casco contra casco por Jonathan Jones, en el primer minuto del último cuarto. Allen fue revisado por un breve momento en una carpa colocada en la banda para después ser retirado del campo.

El encuentro no se decidió sino hasta la última jugada. Barkley falló en tercera oportunidad y nueve por avanzar en la yarda 39 de Nueva Inglaterra.

El linebacker Kyle Van Noy aplicó la presión al acercarse por el lado derecho a Barkley, y puso una mano sobre el pecho del quarterback. El pase se vio afectado, lo que ocasionó que el balón se elevara hacia Collins, quien lo aseguró sin dificultades.

Aunque Tom Brady no fue un factor relevante en la victoria del equipo, mejoró su foja contra Buffalo a 31-3, ampliando una marca de la NFL de la mayor cantidad de victorias en la carrera de un quarterback contra un solo oponente. Nueva Inglaterra ganó su sexto partido consecutivo contra los Bills, y mejoró a 34-5 ante su rival divisional desde el arranque de la temporada del 2000.

Las anotaciones no fueron sencillas en un partido en el que los equipos se combinaron para 14 despejes.