U.S. Markets open in 59 mins

Día de las Madres: Fraser-Pryce y Felix se cuelgan oros

EDDIE PELLS
1 / 2

MUNDIAL-RESUMEN

La jamaiquina Shelly-Ann Fraser-Pryce celebra después de ganar los 100 metros en el Mundial de Atletismo de Doha, Qatar, el domingo 29 de septiembre de 2019. (AP Foto/Nariman El-Mofty)

DOHA, Qatar (AP) — Instantes después de que Shelly-Ann Fraser-Pryce cruzó la línea de meta en primer lugar, se colgó algo más preciado que el oro.

Zyon, su hijo de 2 años, bajó a la pista para colgársele del cuello y acompañarla en su vuelta triunfal. Fue una manera emotiva de celebrar el cuarto, y más complicado título de los 100 metros por parte de la jamaiquina en el Mundial de Atletismo.

“¡Un triunfo para la maternidad!”, dijo Fraser-Pryuce.

Sin lugar a dudas. Y si 2019 ha sido el Año de la Madre en las pruebas de pista y campo, el domingo fue el Día de las Madres.

Momentos antes de que Fraser-Pryce dejara atrás al resto de las competidoras con su mejor tiempo de la temporada, de 10,71 segundos, la nueva madre Allyson Felix rebasó nada más y nada menos que a Usain Bolt, al conquistar su 12do título mundial. Este llegó en una nueva modalidad de relevos mixtos, en la que dos hombres y dos mujeres se entregan la estafeta alrededor de la pista.

Estados Unidos ganó la primera final de 4x400 metros de relevo mixto con un récord mundial, venciendo a Jamaica y Bahréin.

En tanto, el puertorriqueño Wesley Vázquez avanzó a la final de los 800 metros planos con el mejor registro en semifinales. Donavan Brazier, de Estados Unidos, y Amel Tuka, de Bosnia-Herzegovina ganaron las otras dos semifinales.

Felix fue parte de las estadounidenses que se unieron en protesta hace unas semanas, para forzar a Nike a cambiar su añeja postura de dejar de pagarles a las deportistas embarazadas en este deporte. Su hija de 10 meses, Camryn, la acompañó en el estadio. La velocista dijo que sintió escalofríos después de ver cómo Fraser-Pryce cruzó la meta 0,12 segundos por delante de la británica Dina Asher-Smith.

“Lo que ha conseguido es increíble”, dijo. “Ella también ha tenido un camino difícil. Ella me sigue alentando. Su primer año no fue el mejor, pero el segundo, está mejor que nunca. Las mujeres son increíbles y ella nos guía a todas”.

Otra madre ganó el oro en la marcha de 20 kilómetros la mañana del lunes. La china Liu Hong se tomó las temporadas 2017 y 2018 para dar a luz antes de volver en 2019 de manera triunfal y encabezar un podio exclusivamente chino.

Otra medallista de oro fue Courtney Okolo, la compañera de Felix en los relevos.

“Definitivamente es una inspiración para todas las mujeres”, dijo Okolo, de 25 años, sobre su compañera de 33.

Entre Fraser-Pryce y Felix acumulan 27 medallas en los Mundiales durante los últimos 14 años y son consideradas, casi bajo cualquier parámetro, las dos velocistas más dominantes de su época.

Rusia tiene su primer medallista de oro en el Campeonato Mundial de Atletismo, pero su himno nacional no será escuchado.

Anzhelika Sidorova destrozó su marca personal por cuatro centímetros, rebasando la barrera a 4,95 metros de altura, para ganar la competencia de salto con pértiga.

Sidorova y la estadounidense Sandi Morris superaron los 4,90 metros en sus primeros intentos, antes se trabarse en un duelo a 4,95. Luego que Morris falló su tercer intento, derribando la barra con el mentón, animó con aplausos a Sidorova durante el intento de ésta. Morris ganó la plata también en los Juegos Olímpicos del 2016 en Río de Janeiro y en el mundial del 2017.

Sidorova ganó la primera medalla de la delegación de deportistas rusos que participan en el mundial como neutrales. La federación rusa ha estado suspendida desde el 2015 por dopaje y encubrimiento.

La medalla de bronce fue para la campeona olímpica Katerina Stefanidi, de Grecia, que saltó 4,85.